Entre el fanatismo y el diálogo

¿Vivimos en una sociedad que tiende al fundamentalismo?

Educar para el diálogo y la comprensión del otro, de lo diferente, es la única salida a una crisis cultural que es un caldo de cultivo para el fanatismo y la violencia irracional.

Fundamentalismos

En la editorial del miércoles 16 de marzo, Miguel Pastorino hizo una reflexión a propósito del fenómeno fundamentalista en nuestra sociedad. "La lidea de conflicto hoy no es entre creyentes y no creyentes como en en otros tiempos. El problema no es religión ni la ideología, sino la estrechez mental. La línea se divide entre los amigos y los enemigos de la libertad, entre los espíritus abiertos y dialogantes, y los fanáticos y fundamentalistas. Educar para una cultura del diálogo y la comprensión del otro es la única salida posible al cìrculo vicioso de la violencia irracional". ¿Cómo se manifiesta este fenòmeno en nuestra vida cotidiana?

Las más vistas

Registro

Suscripciones:
×