Inversiones

Columna del Cr. Darío Andrioli sobre inversiones

Columna del Cr. Darío Andrioli sobre inversiones
© Santiago Mazzarovich

    Días atrás, el Ministerio de Economía y Finanzas anunció medidas de estímulo a la inversión. Proponemos analizar en qué consisten y su posible incidencia en las empresas agropecuarias.

    El Cr. Darío Andrioli, director de Carle & Andrioli Contadores Públicos, destaca lo más importante sobre el anuncio.


    ¿Cuáles son los principales cambios propuestos en materia de beneficios a las inversiones de las empresas?

    Se anunció por el Ministerio de Economía medidas que según fue presentado en el Foro Económico de ACDE tiene como principal objetivo estimular la inversión y el empleo. Además, buscan apoyar a las pequeñas empresas y mejora para contribuyentes con menor recargo para pagar deudas impositivas.

    Se destacan los cambios en el régimen de promoción de inversiones productivas que permite tener beneficios tributarios en función de los puntos obtenidos en la matriz de evaluación del proyecto. Por ejemplo se anunció el aumento en el puntaje de la matriz para aquellos proyectos que fomenten empleo, producción más limpia y la investigación e innovación.

    El indicador empleo tendrá más peso en la matriz de beneficios y será simplificado para estimular la contratación de trabajadores de todos los niveles de calificación (hoy puntúan mejor los mayores sueldos). A su vez, se computarán por separado los indicadores de Investigación, Desarrollo e Innovación y de Producción más Limpia (utilizado en empresas agro), mientras que hoy se debía optar por uno de los dos. Esto otorgará mayores exoneraciones a proyectos que combinen ambos tipos de inversiones.


    ¿Qué otros cambios se proponen para estimular la inversión?

    Los cambios propuestos buscan una mayor utilización efectiva del beneficio a las inversiones ya que se permitiría extender el período a usarlo con la suspensión del plazo en aquellos ejercicios en los que no generan renta (para evitar que las empresas pierdan años para usar el beneficio).

    Las nuevas medidas también plantean una mayor deducción en el impuesto a la renta para las empresas nuevas, se incrementa hasta 80% del IRAE del ejercicio. Actualmente pueden deducir hasta 60% del IRAE.

    También se busca promover la producción nacional de maquinaria agrícola. Se proyecta exonerar de tributos la importación de insumos, partes y piezas para la fabricación de equipos de uso agrícola de forma de equipararla con el tratamiento impositivo de la maquinaria agrícola importada.

    Además se prevén mayores beneficios para los proyectos que se presenten durante este año e inicios de 2019.

     

    ¿Cuáles son los beneficios transitorios y adicionales para los proyectos que se presenten durante este año?

    De forma de impulsar la presentación de proyectos de inversión ante la COMAP, aquellos proyectos presentados entre marzo de este año y febrero del próximo, y que ejecuten al menos el 75% de las inversiones hasta fines del año próximo accederán a un 10% adicional de puntaje en la matriz que mide el cumplimiento de los objetivos.

    A su vez se fomentan las inversiones realizadas entre marzo de 2018 y febrero de 2019 que computarán por el 120 % a los efectos de determinar el monto de exoneración del IRAE.


    ¿Por qué los cambios anunciados?

    Si bien la economía está creciendo, la inversión no ha tenido un comportamiento tan dinámico como tuvo unos años atrás. Mientras que en el 2012 la inversión como porcentaje del PIB llegó a un máximo de 23%, en el año móvil a setiembre 2017 bajó a 18% del PIB (menor de la última década).

    En particular la inversión privada disminuyó 3% en los primeros nueve meses de 2017. Si bien creció algo en el primer trimestre, en el segundo y tercer trimestre cayó 8% y 6% respectivamente, por menores importaciones y obras relacionados a molinos eólicos para la generación de energía eléctrica.

    Una de las excepciones fueron las inversiones de maquinaria agrícola que aumentaron 22% el año pasado, luego dos años de caídas significativas.

    En general esta desaceleración en el nivel de inversión privada está directamente asociada con la menor generación de puestos de trabajo, de hecho el 2017 fue el tercer año consecutivo de caída de la tasa de empleo.


    ¿Éstos beneficios para las inversiones podrán ser utilizados por las empresas agropecuarias?

    En general el agro utilizó en forma importante el beneficio a las inversiones hasta 2014 que tuvo ganancias, impuesto a esas ganancias e inversiones importantes (última década promedio +U$S100M anuales inversión promovida)

    El año pasado la inversión agropecuaria recomendada fue menor (U$S 52M) afectada por problemas de rentabilidad.

    En 2017 en general el monto de la inversión recomendada por la Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones (COMAP) fue la mitad de 2016 y en particular la inversión agropecuaria representó 7% del total

    El uso efectivo por el agro de estas medidas anunciadas va a depender de recuperar niveles de rentabilidad que genere impuesto a las rentas y fondos operativos para encarar nuevas inversiones productivas.

    Destacamos la relevancia de la inversión en el agro, ya que dos determinantes del producto agropecuario son las exportaciones y las  inversiones (y estas se ubican en el 35% del nivel máximo).